El gran uso que se le da a Internet hoy en día nos permite llegar a una enorme cantidad de público cuando tenemos intenciones de vender nuestros propios productos. Lo cierto es que más allá de que sea relativamente sencillo montar tu tienda y comenzar a vender online, lo cierto es que hay algunos detalles que podríamos no estar considerando y que además, si los aplicamos de forma adecuada, también nos facilitarán la tarea de venderlos directamente en las grandes tiendas si así lo deseamos: detalles como patentar los diseños o tecnologías que hayamos desarrollado, comprar códigos de barras, o planificar la logística en caso de ser necesario.

Nunca olvides patentar tus ideas

Si tu producto es innovador por contar con alguna característica en su diseño, elaboración o incluso por aprovechar una tecnología con fines nunca antes pensados, es importante que no olvides patentar tu invención, ya que esto te dará una cantidad significativa de ventajas por sobre tus competidores, siempre y cuando estés por el camino correcto.

El hecho de tener la patente de tu producto te permitirá asegurarte de que tus competidores no podrán imitar fácilmente lo que estás vendiendo, pero además, en caso de que ese diferencial se convierta en un requisito absoluto del mercado, esto podría causar que tu competencia se decida a negociar contigo para poder hacer uso de tus tecnologías o diseños y así poder satisfacer también a sus clientes, lo que te asegurará una serie de ingresos adicionales muy interesantes y constantes.

Los códigos de barras son esenciales

Si quieres tener presencia en tiendas físicas y en grandes plataformas como es el caso de Amazon o eBay, incluir códigos de barras en tus productos es un requisito indispensable. No solo porque sea una exigencia de los grandes almacenes, sino que las razones detrás de su utilización son muy importantes, por medio de estos códigos, se evita que las personas intermediarias a lo largo de todo el proceso de venta estén ingresando manualmente un inmenso número (y sin cometer errores) para identificar en cada paso tu producto.

En cambio, usando estos códigos, cada almacén lo registrará una única vez de forma manual, asociando un número, descripción, precio y demás información relevante. Así en cada momento que se haga un escaneo del código de barras se identificará el producto, y les permitirá además aprovechar sus propios sistemas de gestión de stock y logística de forma más eficiente.

Debes prestar especial atención a dónde compras tus códigos de barras, ya que algunos sitios te intentarán vincular a un pago anual que deberás abonar de por vida, cuando existen algunas compañías especializadas en la venta de códigos de forma más sencilla y económica, siendo completamente funcionales en cualquier rincón del mundo y por un único pago.

Aquí lo que debemos hacer es identificar cuántos códigos de barras necesitamos, esto es algo que podemos conocer fácilmente, ya que requeriremos uno por cada producto y por cada presentación que proporcionemos a nuestros clientes, por ejemplo, si vendemos leche entera y descremada en versiones de 1 y 2 litros, entonces necesitaremos en total cuatro códigos de barras EAN-13.

Presta especial atención a la logística

En caso de que seas el encargado de suministrar a los almacenes, o de que te hagas cargo del envío a domicilio por medio de las ventas online, es importante prestar atención a todo el sistema logístico de envíos. Hay algunas preguntas que deberías hacerte: ¿cuándo hago el envío?, ¿cuánto tarda en llegar?, ¿cuánto cuesta ir hacia…? Como verás todas estas preguntas tienen un punto en común: implican dinero.

Cuándo efectuar el envío es algo que debemos planificar para asegurarnos de que los grandes almacenes siempre tengan stock de nuestros productos, esto podemos planificarlo hasta cierto punto con anticipación, si es envíos a consumidores finales, hay que hacerlo lo más pronto posible y la planificación aquí debe ser más veloz, más inmediata. La respuesta a cuánto tarda  en llegar y cuánto cuesta ir hacia un destino, implican tiempo y dinero, y todos sabemos que el tiempo también es dinero.

Gestionar adecuadamente la logística, planificar qué camino seguir, escogiendo cada punto de forma de disminuir los tiempos de recorrido y gastos de combustible nos ayudarán a tener los gastos fijos más controlados y rentabilizar mejor la venta de nuestro producto

Es necesario tener en cuenta estos aspectos si quieres montar tu propia tienda online.

Booking.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here