Fecha de publicación:17/05/2020 0:00

  • Las 5 personas trasladadas ni siquiera tenían un informe médico, ni test que certificase que estaban libres del COVID-19, a pesar de proceder de Navas del Rey, una de las zonas de la Comunidad de Madrid con mayor incidencia del virus.

fotos denuncia 1El Gobierno de Móstoles ha presentado una denuncia en el juzgado de guardia por la grave situación de abandono de los cinco mayores que ayer la Comunidad de Madrid, sin previo aviso, ordenó ingresar de modo dictatorial en la residencia municipal de Juan XXIII. Los mayores procedían de una residencia privada de Navas del Rey, una de las regiones de la Comunidad de Madrid más afectadas por el coronavirus.

Solo media hora después de una llamada telefónica informando del traslado, una ambulancia de Cruz Roja se presentaba en la residencia con cinco personas sin ningún informe médico, ni documentación que les identificase, ni ningún documento que certificase que estas personas estuviesen libres del virus. Solo traían consigo una hoja manuscrita casi ilegible y con tachones en la que se recogía la medicación que necesitan.

Además, tal y como se hizo constar en el acta policial, los cinco trasladados estaban muy sucios, con fuerte olor a orín, muy cansados, con hambre y sed, llevaban levantados desde las 6:30h de la mañana y solamente habían ingerido un café. Su situación, según los trabajadores de la residencia que les recibieron y los miembros de Cruz Roja, que realizó el traslado, era deplorable. Tras levantar acta por parte de la Policía Municipal y por parte de los Servicios Sociales, se procedió a presentar la denuncia ante el juzgado de guardia.

El Gobierno de Móstoles, siempre ha mostrado la mano tendida para colaborar con la colaborar con la Comunidad de Madrid en lo que sea necesario para garantizar el bienestar de los mayores. Lo único que ha solicitado en todo momento y que la Alcaldesa ya se trasladó en una carta al Consejero el pasado 13 de abril, es que ofrezca al Ayuntamiento la información requerida para preservar la seguridad de los ingresados y la del resto de mayores de la residencia municipal -que actualmente está libre de COVID-19- y que se dotase a la residencia de Juan XXIII de material y personal suficiente para ofrecer esa atención. Una petición que la Alcaldesa, preocupada por la grave situación vivida este sábado en la residencia municipal, volvió a trasladar ayer a los Consejero de Sanidad y al de Políticas Sociales, y comunicó también a los grupos municipales en una junta de portavoces urgente.

El Gobierno de Móstoles garantizará la atención a estos mayores y llegará hasta donde sea necesario para defender su dignidad y sus derechos. “Por encima de la ideología está la vida de las personas y es neutra obligación velar por los más vulnerables como son nuestros mayores y dependientes- asegura la regidora- no vamos a frenar a iremos donde haga falta para defender la dignidad de estas cinco personas que por humanidad hemos acogido”.

Booking.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here