Cada vez son más las personas que le dan importancia a una terraza o jardín bonitos en su hogar, y esto hace surgir la necesidad de buenas técnicas para decorar estas zonas. Asimismo, muchas personas también optan por decorar su balcón o salón al estilo exterior, por ejemplo, con sillones de ratán o hamacas.

En este artículo hablaremos de cómo usar los sillones de ratán en la decoración de tu hogar y algunos trucos para sacar el máximo partido de ellos.

Sillones de ratán en tu hogar

Los sillones de ratán son ideales para decorar un jardín o terraza amplios, ya que encajan muy bien con las plantas y el simple concepto de estar al aire libre. Las formas delicadas que recuerdan al mimbre, por ejemplo, pueden encajar muy bien con mesas blancas o incluso del mismo material y también con una hamaca para colgar entre árboles.

También, si quieres decorar una zona de interior, puedes combinar tus sillones de ratán con cortinas que sean del mismo color que el cojín, a ser posible, colores claros. Si además añades una mesa de café del mismo material o simplemente de madera, el éxito está asegurado.

Por otro lado, también puedes optar por comprar sillas y maceteros a juego. No cabe duda de que se trata de una apuesta arriesgada, pero no es difícil encontrar maceteros de estilo mimbre, que, combinados con los sillones de ratán darán a la estancia un toque de estilo y cohesión muy difícil de igualar y de encontrar en otros sitios. ¡Todos se quedarán con la boca abierta!

Por otro lado, los sillones de ratán pueden encajar también en las estancias de estilo colonial, sobre todo en las exteriores. Si has decidido decorar tu casa en estilo colonial puedes optar por muebles de maderas macizas y exóticas, como la caoba para los interiores y estos sillones ligeros e informales para el exterior. Si das a todo un toque de cohesión usando cortinas blancas del mismo tejido que los cojines (o incluso de otro color claro) y usas complementos consistentes, como lámparas y ceniceros, la decoración será impecable.

Cómo sacarles el máximo partido

Algo que hay que tener en cuenta en los sillones de ratán es que desnudos no son demasiado cómodos. Esto se soluciona añadiendo un cojín, aunque a menudo ya se venden juntos. Además, tienes que tener muy en cuenta que estos cojines suelen ser muy fáciles de cambiar. Así que un truco que te damos es que compres varios juegos de cojines de diferentes colores y los uses para darle un toque diferente a tu casa cada vez que te apetezca cambiar.

Por otro lado, tienes que tener en cuenta la altura. Hay sillones de ratán más bajos que otros, por eso te recomendamos que compres una mesa de café que vaya a juego con ellos. Una demasiado baja hará que te tengas que agachar demasiado, mientras que si es demasiado alta te sentirás como si tuvieras un biombo delante.

Booking.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here