Fecha de publicación:11/06/2020 0:00

  • El Gobierno Local asumirá la gestión de los servicios con el objetivo de mejorar la eficacia y la calidad de los trabajos y garantizar que cada euro que gaste el Consistorio irá destinado a mejorar la vida de las mostoleñas y mostoleños.

plantilla 2 noticia

Hoy es el día en el que finaliza toda relación contractual con la empresa Cofely, cuya adjudicación unió el nombre de la trama de corrupción Púnica con el de la ciudad de Móstoles. El Gobierno Local pone fin así al contrato por el servicio de suministro y mantenimiento integral de los edificios públicos y centros educativos municipales adjudicado a esta empresa por el Gobierno del PP de Daniel Ortiz en 2014.

La Alcaldesa, Noelia Posse, y todo el equipo de Gobierno celebran la finalización de este contrato firmado por el exalcalde del PP, que ha supuesto uno de los capítulos más escandalosos de la gestión del municipio. La investigación sobre presuntas irregularidades en la adjudicación hizo que la ciudad de Móstoles apareciese en los titulares de todos los medios de comunicación nacionales cuando agentes de la Guardia Civil entraron en el Consistorio buscando pruebas dentro de la investigación de la trama de corrupción Púnica.

La rescisión de este contrato permitirá al Gobierno Local ahorrar unos 50 millones de los más de 77 a los que ascendía la multimillonaria adjudicación, la de mayor cuantía de la historia del municipio. Fue firmada por un período de servicio de 12 años, por el exalcalde Daniel Ortiz, con el voto a favor de la actual líder del PP, Mirina Cortés, y del 50% de los actuales concejales del partido que dirige, entre ellos, los números 2 y 3 de su lista.

Las presuntas irregularidades en la adjudicación del contrato llevaron a la imputación del exalcalde del PP Daniel Ortiz y su posterior dimisión. Supuso, además, el inicio de un proceso de investigación de los 12 años de gobiernos municipales del PP con Ortiz y Esteban Parro al frente. Entre los contratos que están bajo el foco de la Justicia, se hallan los de Waiter Music (firmados también por la portavoz del PP, Mirina Cortés) o las obras del polideportivo de El Soto.

El Gobierno Local asume la gestión del servicio con una firme apuesta por la creación de empleo público y de calidad y la reactivación de la economía del municipio. Lo hace con un objetivo claro: mejorar la eficacia y el servicio con la garantía de que cada euro que se gaste en mantenimiento irá en mejorar la vida de todas las mostoleñas y mostoleños. Para eso, ha contratado a 36 trabajadores (albañiles, fontaneros, pintores, carpinteros, cerrajeros, electricistas…). El Consistorio se encargará también del mantenimiento y los costes de la electricidad de 155 edificios públicos (incluidas las escuelas públicas), la instalación de gas de 60 de ellos, 130 instalaciones térmicas y 6 fotovoltaicas, más de 1.900 extintores, más de 600 elementos de detección y actuación ante incendios, 50 elevadores/ascensores… El Ayuntamiento ha adquirido, además, una decena de vehículos para cubrir el servicio y se ha hecho cargo de la compra de herramientas y equipamiento para garantizar la seguridad de los trabajadores.

La Alcaldesa, Noelia Posse, ha destacado la dificultad de llevar a término esta polémica adjudicación y ha agradecido el esfuerzo de todos los que lo han hecho posible. “Quiero agradecer el trabajo de los técnicos y políticos que llevan años trabajando para que este día pudiera llegar- afirma la regidora-. Fue uno de mis primeros proyectos como Concejala de Medio Ambiente y Servicios Generales y lo termino como Alcaldesa. Lo empezamos con un Gobierno de coalición entre PSOE y Más Madrid-Ganar Móstoles y lo terminamos con uno formado por PSOE y Podemos. Me siento muy orgullosa de poner fin a este capítulo tan oscuro de la historia de Móstoles. Espero que todos hayamos aprendido la lección”.

Booking.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here