Fecha de publicación:19/12/2018 0:00

  • El proyecto, CAM Agrocomposta, se llevará a cabo en distintos municipios de la Comunidad de Madrid.

  • Entre sus objetivos, se encuentra mejorar la separación de residuos orgánicos en origen y su reciclado así como reducir las emisiones de gas efecto invernadero.

03_ Foto Cata de compost_autoría EBREl Ayuntamiento de Móstoles, a través de la Concejalía de Medio Ambiente, Parques y Jardines y Limpieza Viaria, ha anunciado su participación activa en el proyecto CAM Agrocomposta, un proyecto de agrocompostaje profesional que se pondrá en marcha en diferentes municipios de la Comunidad de Madrid a lo largo de 2019.

El proyecto, cuya presentación se llevó a cabo el pasado 14 de diciembre en el municipio de Venturada de la mano de Alejandro Benito, Director del Departamento de Investigación Aplicada y Extensión Agraria del IMIDRA, tiene como objetivo implementar una serie de experiencias piloto de agrocompostaje profesional en distintas fincas agrarias y ganaderas para comprobar su funcionamiento a distintas escalas.

Entre los socios participantes se encuentran el Ayuntamiento de Alcalá de Henares, Mancomunidad de Servicios Valle Norte del Lozoya, Ayuntamiento de Móstoles, Ayuntamiento de Boalo-Cerceda-Mataelpino, Asociación Economías Bioregionales, IMIDRA, Red TERRAE y la Asociación Unida de Productores Agroecológicos.

En el caso del Ayuntamiento de Móstoles, el agrocompostaje profesional se llevará a cabo en una finca agrícola del municipio, con residuos orgánicos separados de los comedores de colegios y restos de la poda municipal. Esta iniciativa se enmarca dentro del Plan Móstoles Composta que la ciudad tiene ya en marcha y que contempla, entre otras acciones, evitar transportar residuos a vertedero y cumplir con la normativa europea de alcanzar un porcentaje de reciclaje del 50% de residuos domésticos.

Con la implementación del proyecto CAM Agrocomposta en la Comunidad de Madrid, se espera crear una red de municipios que, junto al IMIDRA, retroalimenten sus experiencias entre sí, además de mejorar la separación de residuos orgánicos en origen y su reciclado, reducir las emisiones de gases efecto invernadero (GEI), optimizar la fertilidad orgánica de las fincas, generar renta complementaria a los agricultores como prestadores de servicios de tratamiento de residuos, y contribuir a asentar población al facilitar las posibilidades de relevo generacional.

Booking.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here