Voluntarios se despiden de asilados 1El Museo de la Urbe de Móstoles acogerá del veintiuno de marzo al quince de abril de dos mil dieciocho la exposición fotográfica “Sin cobijo”, de la artista Samanta Aretino. La inauguración de la propuesta va a tener sitio el veintiuno de marzo a las dieciocho horas.

“Sin cobijo” recoge una selección de fotografías fruto del voluntariado de la artista en un campamento de asilados en la isla de Lesbos en dos mil dieciseis. El drama de las personas asiladas por culpa de las guerras en Oriente Próximo está reflejado en todas y cada una de sus obras.

El día de la inauguración la artista presentará sus obras al lado de Móstoles sin fronteras y Maydayterraneo, con una charla coloquio sobre el tema de los asilados en Grecia y expondrán una serie de fotografías en las escaleras del Museo de la Urbe de Móstoles para retroalimentarse las dos partes, la artista y las asociaciones (2 organizaciones de ayuda a las personas migrantes que son parte de una gran cadena humana que riña por dignificar los pasos intermedios entre que alguien escapa de su hogar hasta el momento en que halla una tierra donde puede desarrollarse en paz. Móstoles sin fronteras se esmera en el apoyo a diferentes proyectos sobre el terreno, en Grecia o bien en Serbia, con el material que necesiten; al paso que Maydayterraneo está en el punto inicial de ese viaje: con un navío de rescate en el Mediterráneo Central, enfrente de Libia. En cambio, las dos organizaciones tienen un punto de trabajo común: la sensibilización y la movilización de la población).

Sus fotografías exploran el planeta y a quienes navegan a través de él

La fotografía digital de Samanta Aretino canta con historias no contadas. Dotada de una fuerte afinidad por paisajes urbanos y color, muchas de las fotografías de Samanta se centran en las personas. No obstante, su trabajo jamás resulta como algo sencillamente dedicado a una causa. Técnicamente explora múltiples disciplinas.

Con encuadre inteligente y hábil, Aretino fuerza a sus espectadores a que se preocupen por los sujetos retratados y tomen interés en ellos.

Aunque aparecen a menudo apartados, hay una implicación del planeta alrededor de ellos que les hace más existenciales, figuras solitarias.

Aretino emigró de la ciudad de Buenos Aires, Argentina; el país de su nacimiento, a España en dos mil uno. Esta experiencia afectó mucho su trabajo y le hizo ver el planeta de una forma diferente, con el conocimiento de que existen muchas formas de vivir, crear, expresar, sentir y relacionarse con la gente.

Las fotografías de Aretino reflejan esta comprensión: son una exploración del planeta y de qué manera las personas navegan a través de él.

Este proyecto fotográfico es el resultado de mi experiencia como voluntaria en un campamento de asilados en la isla de Lesbos, Grecia, a lo largo de marzo de dos mil dieciseis. En aquel instante llegaban a tierras griegas a diario unas doscientos personas de países como Siria, Van a ir, Pakistán, Afganistán o bien Irak. Otros tantos no conseguían llenar su camino.

Escapaban de la guerra y del apetito a cargo de las mafias a pesar de que la fortuna que les aguardaba en Europa no era, ni es, mucho mejor que la que sufrían en sus países de origen. Su periplo proseguía entonces cara Atenas para terminar en Idomeni, la frontera entre Grecia y Macedonia, donde campaban entre el barro y el frío en frente de la valla que les apartaba de su destino en Europa.

Tras el pacto entre la UE y Turquía que entró en vigor el veinte de marzo de dos mil dieciseis y el cierre de fronteras, miles y miles de asilados quedan atrapados en campamentos militarizados. Al paso que unos van a ser expulsados a Turquía, otros quedan a la espera de la resolución de sus peticiones de protección internacional.

Las fotografías recogen la realidad de una situación que todavía el día de hoy pervive, mostrando imágenes rutinarias de la vida en el campamento, los nudos creados entre voluntarios y asilados, y la tristeza de las despedidas en el instante de las detenciones, para su siguiente deportación a Turquía.

Booking.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here